El futuro más inmediato del periodismo: informe Reuters

Reuters Institute for the Study of Journalism publica un informe de académicos y periodistas para explicar el horizonte de la profesión

El teléfono móvil y unos periódicos. El pasado y el futuro del periodismo.
Unos periódicos y un smartphone representan el pasado y el futuro del periodismo. Fuente: Th G, Pixabay.

Por Pau Torres Pagès

El centro para la investigación periodística Reuters Institute, que se encuentra dentro de la prestigiosa Universidad de Oxford, publicó a principios de año el estudio Journalism, Media and Technology Trends and Predictions 2020. En este informe se recogen las opiniones sobre el futuro del periodismo a través de una encuesta realizada a más de 200 periodistas de una treintena de países en una posición de responsabilidad. Además, se incluyen cinco ensayos breves escritos por periodistas y académicos basados en las respuestas. La intención de este artículo es hacer una recopilación de las ideas que se presentan en estos ensayos para mostrar una visión holística del futuro del periodismo.

Construyendo el negocio que queremos por Rasmus Kleis Nielsen

El primer texto va a cargo del director del instituto. Nielsen llega a la conclusión que estamos en medio de un cambio en el modelo empresarial del periodismo. Los ingresos que provienen de los productos impresos irán disminuyendo durante esta década, pues la mayoría de las personas que los consumen es gente mayor. El negocio digital seguirá creciendo, pero no generará los mismos ingresos. Hay que tener en cuenta que el periodismo impreso genera un margen de beneficios más altos que el digital. Se estima que, en 2020, el total de gasto en publicidad digital será de 385 mil millones de dólares. De estos, solo un porcentaje pequeño irá a los medios. La industria está en decrecimiento.

Pero hasta una pequeña parte de esta cifra puede ser bastante. Según Nielsen, “una industria menguante no es lo mismo que una industria moribunda”. El futuro pasa por negocios digitales más pequeños que se financien entre publicidad, lectores y otras fuentes. Cita como ejemplo a elDiario.es. El director del Reuters Institute tiene claro que hay que mirar al futuro y cambiar el modelo. “Nada remplazará lo que teníamos, y si continuamos definiendo el problema en esos términos, seguiremos fracasando”.

Periodismo bajo fuego por Meera Selva

La académica Meera Selva considera que los periodistas nunca antes habían estado tan atacados por los políticos como ahora. Pone como ejemplo los constantes insultos del presidente Donald Trump a los medios liberales. Esto puede suponer un problema en la cobertura de protestas dentro del contexto de la política polarizada. En muchos casos, el periodista ya no es visto como un observador, sino como un activista, dependiendo de la ideología de su medio. Este fenómeno ha llegado incluso en medios ampliamente respetados como es la BBC.

Llevado al extremo y en democracias menos consolidadas, algunos territorios como Rusia y Singapur han aprobado en el último año leyes que limitan la libertad de expresión. También se ha limitado al acceso a mucha información que debería ser pública y sin la cual el periodismo es imposible. Selva solo ve una salida, los periodistas deben seguir haciendo su trabajo y, en el futuro próximo, los medios deben protegerlos de amenazas, demandas y acoso.

La confianza irá a menos antes de mejorar por Richard Fletcher

Fletcher, periodista en The Times, considera que la confianza en los medios seguirá bajando en los próximos años. Todas las estadísticas indican una bajada en todo el mundo que no ha parado desde el 2015. No hay ningún motivo para pensar que esto deba cambiar próximamente. Una parte de este fenómeno no está en las manos de los propios periodistas. Cuando la confianza en la política disminuye, los periódicos le siguen, como un daño colateral. La percepción de la cobertura mediática se ve condicionada por un clima político muy polarizado como el actual.

Sin embargo, el periodista considera que a largo plazo esto puede dejar de ser así. Las personas que creen que las noticias no les mantienen bien informados de la actualidad, no les explican las cosas de una manera que las entiendan y no ejercen de contra poder de las instituciones, no confían en las noticias. Parece una obviedad, pero estos son tres pilares del periodismo. Por lo tanto, la gente que no confía en los medios no quiere un cambio radical de los principios de la praxis periodística, quiere que se haga un trabajo mejor.

Resolviendo tensiones intergeneracionales en los medios por Lucy Kueng

La profesora Kueng dedica su articulo a hablar sobre las diferencias generacionales que se encuentran en las redacciones y cómo estas afectan al futuro del periodismo. La distinta concepción de ciertos valores pone en jaque la praxis conocida hasta ahora. Por un lado, los profesionales más veteranos consideran que los nuevos solo quieren estar en la publicación por un par de años, “maximizar la velocidad de su experiencia” y no se involucran suficiente en el funcionamiento interno de la empresa ya que no les parece relevante.

Sin embargo, las nuevas generaciones tampoco se sienten escuchadas. Han vivido la crisis económica en el inicio de sus carreras y se quejan de la inseguridad. “No puede ser una relación donde se use diez horas del tiempo de alguien, se le pague poco y no se le dé estabilidad laboral”, dice un redactor entrevistado por Kueng que prefiere no dar su nombre. La autora considera que resolver estas tensiones puede ser clave para atraer y mantener el talento en las redacciones y construir un futuro sostenible para los medios.

Hacer que los lectores paguen por Eduardo Suárez

Suárez explora de qué manera pueden los medios digitales, que han ofrecido durante años un producto gratuito, empezar a cobrar por sus contenidos para ser económicamente viables. Para ello, recomienda tres pasos antes de crear un muro de pago. El primero es crear conexiones entre la parte empresarial y la redacción. El segundo es contar bien la historia de tu medio, pone como ejemplo a The Guardian, que debajo de cada artículo cuenta su proyecto. El tercero consiste en aprovechar al máximo el medio digital, las audiencias conocen bien las plataformas y no toleraran una mala experiencia de usuario.

Después de esto, cada medio debe encontrar el modelo más apropiado para sus lectores. Otro estudio del propio Reuters Institute indica que los sistemas freemium y los muros de pago porosos funcionan igualmente bien. Estos modelos seguramente no generaran beneficios a corto plazo, pero Suárez pide paciencia. “Esta carrera es un maratón, no un esprint”.