El periodismo de los nuevos sistemas de monetización

Cómo afrontar los cambios en el periodismo con sistemas de monetización                                                     

Web de Publicism, que usa sistemas de monetización y ayuda al periodismo libre

Por Verónica García Martínez

Nadie pone en duda que la revolución digital está más que presente en nuestro día a día. En un instinto de supervivencia, los medios de comunicación se digitalizan y focalizan gran parte de su esfuerzo innovador en la potenciación de los medios digitales para poder extraer beneficio económico. Primero fueron las webs que ya tenemos más que normalizados, tales como lavanguardia.com o elpais.com . Algunos son completamente gratuitos y otros, como ‘El País’ a partir de marzo, limitarán su contenido gratuito . Además de las webs tradicionales, la aparición de nuevos sistemas de monetización ha llegado también al periodismo.

Posteriormente, con la creación de las cibermonedas y los nuevos modelos de monetización se aumentaron la facilidad y la posibilidad de hacer compra-venta de productos en internet con una rapidez sorprendente. En periodismo digital fue una gran noticia, ya que facilita el pago de productos por los que el usuario no está acostumbrado a pagar. Este nicho lo supieron ver los creadores de Publicism , plataforma donde periodistas publican su contenido y se aseguran una financiación. Las bitcoins actúan como forma de pago. Además el periodista asegura el anonimato, punto muy positivo para que aquellos profesionales amenazados puedan seguir publicando su contenido.

Similar a Publicism, otra plataforma que también sobrevive y se lucra gracias a los sistemas de pago es Steemit . Esta web recompensa a los periodistas y los profesionales que publican con bitcoins en función de los votos que los lectores otorgan a sus contenidos. Se asegura una fluidez en la web para que a su vez, los lectores que votan son remunerados.

Finalmente, para los más escépticos este formato no es el ideal, ya que despersonaliza el periodista. Pero objetivamente, hay que tener en cuenta que estas plataformas ofrecen espacios seguros, amplios y sin barreras. Están destinados a comunicadores de todo tipo, en especial a aquellos en situaciones más adversas, y asegura una rueda de pagos y cobros que es clave en el momento que vive el periodismo hoy en día.