Periodismo transmedia: más allá del texto

Los medios ya no informan en un único canal, el futuro pasa por entrecruzar relato y plataforma.

Gráfico representativo del concepto de periodismo transmedia.
La digitalización y la convergencia ha supuesto toda una revolución para el modelo comunicativo. Fuente: elaboración propia.

Por Àlex Gutiérrez, Màrius Sin y Pau Torres

La transmedia es un término que trasciende el periodismo. Según afirmaba Henry Jenkins, degano de Comunicación y Periodismo de la Universidad de California del Sur, “la narración transmedia representa un proceso donde se integran elementos dispersados sistemáticamente a través de diferentes canales con el propósito de crear una experiencia entretenida unificada y coordinada”. Idealmente, cada medio aporta una contribución única al desarrollo de la historia. Para mejor comprensión, Harry Potter sería un ejemplo perfecto de narrativa transmedia: nace como saga de libros hasta llegar al teatro, pasando por las películas e incluso por la web Pottermore.

Las bases de los contenidos transmedia

El doctor Jenkins aportó un listado con siete principios para identificar un contenido transmedia:

  1. Expansión vs. Profundidad
  2. Continuidad vs. Multiplicidad
  3. Inmersión vs. Extracción
  4. Construcción de mundos
  5. Seriedad
  6. Subjetividad
  7. Ejecución

No obstante, el periodismo transmedia, por mucho que comparta ciertos puntos, trasciende los otros contenidos transmedia. Para empezar, hay tres de los siete principios que no se pueden aplicar al identificar periodismo multimedia. Estos serían: la inmersión vs. extracción, la seriedad y la ejecución.

Cuando al periodismo (un oficio arduo y exhaustivo de por sí) se le añade la complejidad de la transmedia, el resultado es un sistema entrelazado de plataformas que ayudan a la comprensión de la información. Para el profesional de la información, este camino puede ser difícil de recorrer; no obstante, la audiencia se suele ver beneficiada de dichos esfuerzos. Esto se debe a que la información multiplataforma favorece a la comprensión de informaciones complejas y detalladas, pudiendo el periodismo transmedia simplificarlos en pro del espectador. 

Así pues, el periodismo transmedia se traduciría como el tratamiento de un mismo tema a través de muchas vías, llegando incluso a mezclarlas. Un claro ejemplo serían los tweets que se muestran en los telenoticias a fin de ilustrar el tema tratado (ayudando a la asimilación de la información por parte del espectador).

El caso del New York Times

La mayoría de medios digitales a día de hoy ya son multimedia, es decir, integran en una misma pieza texto, imágenes, vídeos… Sin embargo, hay algunas empresas periodísticas que han dado un paso adelante y apuestan por la comunicación transmedia. Uno de los ejemplos más claros es el del siempre aventajado New York Times, que desde hace tiempo se ha dedicado a impulsar el contenido interactivo y las nuevas formas de narración periodística

Con esto, el Times se ha convertido en mucho más que un periódico. Es una agente de la comunicación en casi todos los medios. Dispone de dos ediciones impresas: la estadounidense y la internacional, pero también se encuentra en Apple Podcasts o Youtube. De entrada, no parece demasiado innovador que un periódico esté en la plataforma de vídeos por excelencia. La clave está en que el contenido producido es nativo de la plataforma (si bien es verdad que luego se enlaza en su página web). El periódico produce vídeos pensados para Youtube, no se trata simplemente de colgar un audiovisual que acompañaba previamente a una noticia. Hay contenido concretamente pensado para narrar a través del medio por el cual se difunde. Un ejemplo muy claro es la introducción de vídeos de opinión que hacen la función de las tradicionales columnas y tienen una fuerte producción audiovisual detrás. 

También hay en el Times una apuesta fuerte por los podcast. Desde informativos diarios a recomendaciones literarias o debates entre analistas políticos. El diario escoge la oralidad para contenidos que serían mucho más densos de forma escrita. La transmedia llega incluso fuera del ámbito periodístico. La empresa ofrece una tienda de merchandising con tazas, camisetas, pósteres con la portada de un día en concreto e incluso libros recopilatorios de contenido propio. 

Podcasts del New York Times, una herramienta de la transmedia.
Muestra de Podcasts del New York Times vistos en Apple Podcast. Fuente: elaboración propia.

Una mirada hacia el futuro

El fenómeno del periodismo transmedia lleva tiempo gestándose. Hasta ahora, si había un accidente, este se notificaba a través de la radio, pero si el siniestro era de mayor gravedad, los diarios enviaban fotógrafos y las cadenas de televisión incorporaban cámaras y reporteros. Así pues, en la cobertura de un mismo suceso pasa por tres vías de difusión: radio, prensa y televisión. 

La última novedad de todo este entramado, tal y como indicaba Carlos Alberto Scolari, catedrático de la Universidad Pompeu Fabra, es la participación de los usuarios, que no deja de ser otro de los muchos elementos que intervienen en el proceso comunicativo, en este caso potenciado por redes sociales como Twitter. 

En algunas ocasiones hemos visto cómo la noticia nace a partir del propio usuario. Es lo que actualmente conocemos como periodismo ciudadano, un concepto que ha sido objeto de críticas dentro de la profesión, pues son contenidos que en la mayoría de los casos no han pasado por un proceso de fact checking y que atenúan la labor que realizan los medios de comunicación. 

Ciertas voces se aventuran a vaticinar el fin de la prensa institucional. Otras -y de una forma quizá no tan descabellada- presienten que el papel vive sus últimos días. El periodismo deberá encontrar la manera de adaptar la versatilidad que supone la transmedia para que este se convierta en un aliado y no en el enemigo.

Carlos Scolari explica a Opyguá Digital como la transmedia puede transformar el modelo de negocio de la comunicación.